martes, 17 de febrero de 2015

Reseña Las Tejedoras de Destinos de Gennifer Albin :D

Hola a todos ! :D ¿Como pasaron el fin de semana? El mío se sintió ocupado. Todos mis planes de leer y escribir se frustraron totalmente jajaja :P
En fin, acá les traigo una nueva reseña del blog. Leí este libro la semana pasada y en teoría iba a subir la reseña ayer, pero bueno, no estuve en la compu en todo el día así que tuve que hacer un pequeño cambio de planes :P
Espero que les guste :)

Titulo: Las Tejedoras de Destinos. 
Saga: Sí, Libro 1 de la saga Crewel. (trilogía)
Autora: Gennifer Albin. 
Sinopsis:
Inútil. Torpe. Las demás chicas lo susurran a sus espaldas durante las pruebas. Pero la joven Adelice Lewys tiene un secreto: sus errores son intencionados.
Dotada de una habilidad fuera de lo común para tejer el tiempo. Adelice sabe que ella es exactamente lo que la Corporación está buscando. Si es elegida tejedora, conseguirá privilegios, riqueza, y belleza eterna, pero también será responsable de bordar la esencia del mundo: sus nacimientos, su clima, su comida... y su muerte; un precio demasiado alto que la joven no está dispuesta a aceptar.
Sin embargo, los hilos del telar de Arrás tienen bien atado su destino. Su rebeldía ha sido detectada. Una vez dentro del Coventri, no solo deberá aprender a manejar, sino también a decidir en quien confiar y a quién vigilar... y a quien amar. 





El libro empieza después de lo relatado en la sinopsis. Adelice, nuestra protagonista, tiene que pasar, como todas las chicas de dieciséis años, una prueba para probar su calidad como tejedora; pero no en el sentido abuela que teje pulóveres, sino de una manera más profunda. Una tejedora tiene la habilidad de manipular el mundo en donde ella vive y por eso, viven vidas de lujo y son admiradas por la población. El único problema es que deben abandonar a sus familias, razón por la que (supuestamente) sus padres inculcan a Adelice de que debe fallar la prueba y ocultar su asombroso poder al público. Aun así, ella comete un error. Deja ver su don y cuando vienen por ella, todas las cosas cambian. 

Bien, si algo tengo que concederle a este libro es que tiene una idea muy original entre manos. La idea en donde se pueda controlar el mundo manipulando hilos, que son más bien presentaciones de objetos, personas o lugares; fue realmente innovadora. Tenía una idea muy grande de lo que este libro podía ser, pero honestamente siento que la faltó desarrollo y que se desaprovecho muchísimo esa originalidad para caer en los mismos tópicos que otras novelas.

Adelice, nuestra voz cantante, es un personaje que me dejo un poco confusa en algunas ocasiones. La chica tiene una piedra en vez de corazón. Realmente no recuerdo haberla sentido realmente lamentándose, excepto una o dos veces, de la pérdida de sus padres o su hermana.  O sea, no me gustan los personajes llorones que no hacen más que quejarse y lamentarse toda la historia, pero esa frialdad era el otro extremo. No sos un robot, ¡emociónate un poco! Aparte, para ser un personaje catalogada por tantos como inteligente, tengo que admitir que muchas de sus pensamientos estuvieron lejos de ser listos. En conclusión, ella no me llegó de ninguna manera. Lo único que realmente me gusto fue su fortaleza, pero hasta ahí. 

De los otros personajes, no tengo mucho que decir. Parecen algo indefinidos. Tenemos a Enora, quien guía a Adelice, y que honestamente solo fue nuestra informante de todas las cosas que nuestra protagonista ignoraba, y Valery, quien aparte de peinarla realmente no hace nada más. Los antagonistas: Maeva, quien me parecía demasiado estúpida y emocional para ser una buena antagonista, Pyrana, lo mismo que la anterior: supuestamente le hacía las cosas difíciles a Adelice, pero la verdad nunca vi al personaje amedrentarse en lo más mínimo como para ganarse ese papel; y Cormac, el único que si hacía algo, pero quien tenía una extraña fijación, algo forzada y ridícula, de tener esposa. Ah, pero no nos olvidemos de los chicos: Jost y Erik, el primero quien carga un pasado, y el segundo que es un escalador social.

Desde estos dos personajes, podemos pasar al siguiente tópico del libro: triangulo amoroso, pero que ni siquiera realmente lo parecía. Solo existe de un lado un tire y afloje que no lleva a ninguna parte y del otro un romance demasiado precipitado y que honestamente pareció encajar apenas con la línea central del libro. Fue algo mal desarrollado que no hizo ningún bien a la historia en general.

Reacción literal de todo el libro.
El final… no lo sé, lo esperaba. A medida de que iba leyendo había ido adivinando algunos de las cosas que iban a pasar en las últimas páginas, y fue algo desilusionante cuando realmente pasaron. Cuando termine el libro no me sentía realmente tocada de ninguna manera. Fue como un: oh, terminó el libro. Okey. Aparte, sentí que quedaron demasiadas cosas del mundo en general que quedaron desprolijas y sin respuesta.
Realmente podría haber dado más, como toda la historia. La prosa de la autora te mantenía en el libro, pero frente a esta historia, le faltó algo de imaginación.
¿Voy a leer su segunda parte? Tal vez el mes que viene. Ahora tengo otras lecturas que me llaman mucho más.

En conclusión, Las Tejedoras del Destino es una historia que tenía muchísimo potencial, pero a la que le falto desarrollo y una línea más refrescante para mantener su originalidad. Aun así, fue una lectura agradable para pasar el rato. 


1 comentario:

  1. ais creo que esperaré a que salga toda publicada por que no me fio de la editorial xd
    <3

    ResponderEliminar

Gracias por pasarte por mi blog ! :D recuerda que puedes dejarme tus opiniones en los comentarios ! :D
Es mi deber advertirte que si te vas sin dejar uno o expresandote groseramente nuestro grupo de mutos, dementores, penitentes, quimeras y demás criaturas saldran a cazarte u.u
(Mentira, solo liberamos a los mutos ;) Besos ! )